pandemia

Artistas de entrecasa: Valeria Vilar.

Valeria Vilar tuvo una idea: cuando en cuarentena se pudo por fin salir a la calle una hora los fines de semana, decidió hacerlo junto con sus pinturas. Desde hace algunos meses, el proyecto Mi vereda viene creciendo, y ya es un clásico de esta pandemia: una muestra de arte colectiva que se renueva cada quince días, por un rato, en la calle donde vive, con artistas invitados.

La revolución de los artistas

Peces fuera del agua. Después de cuatro meses sin nadar en el circuito del arte –inauguraciones de muestras, presentaciones de libros, charlas, ferias, fiestas y todo eso que hace que la gente se encuentre con obras y creadores–, los artistas han podido ver el mar de abusos que implican las cosas tal y como estaban. Charlas, escritos y agrupaciones surgidas al calor de estos días de distancia y análisis proponen cambios en la forma en que su trabajo es percibido (y remunerado).