covid

Arte 2021: los museos revalorizan las colecciones propias y se vuelven más flexibles

Hay buenos planes para 2021 en el mundo del arte. Más local que de importación, más flexible respecto de las fechas y con estricto protocolo Covid –esto es: turnos online, distancia, barbijo–, varias muestras programadas para 2020 se preparan finalmente para salir de los depósitos, junto con otras cocinadas a fuego lento en el encierro de la cuarentena. En líneas generales, hay más austeridad y todo pareciera “prendido con alfileres”: el 2020 dejó marcada a fuego la enseñanza de que todo puede cambiar de un día para el otro y que los anuncios se hacen con un “quizá” por delante. La mezcla de lo presencial y lo virtual es ya una forma de vida en los museos: llegó para quedarse.

Pedro Roth: arte esencial entre las góndolas.

Hace unas semanas montó Esencial, una exposición que se ve sobre las góndolas del minimercado Sol Oriente, en Lavalleja 1386. Son obras suyas y de Roberto Plate -otro artista del Di Tella- y fotografías de su hijo Damián exhibidas con una premisa: “El arte es un bien esencial”.

Artistas de entrecasa: Valeria Vilar.

Valeria Vilar tuvo una idea: cuando en cuarentena se pudo por fin salir a la calle una hora los fines de semana, decidió hacerlo junto con sus pinturas. Desde hace algunos meses, el proyecto Mi vereda viene creciendo, y ya es un clásico de esta pandemia: una muestra de arte colectiva que se renueva cada quince días, por un rato, en la calle donde vive, con artistas invitados.