Presentaciones de Entrevista con el arte y Estado del arte

Los artistas Luis Felipe Noé, Dalila Puzzovio y Catalina León participaron en arteBA de la presentación del libro “Entrevista con el arte”, de la periodista María Paula Zacharías, un compendio de entrevistas a 47 creadores contemporáneos que conforman una polifonía de enfoques e inspiraciones de la escena artística local e internacional.

En el auditorio de la Isla de Ediciones de la feria, que se desarrolla en La Rural, se presentó la obra publicada por India Ediciones, un compendio de entrevistas que Zacharías realizó a lo largo de los últimos diez años, con artistas mujeres y varones de distintas edades, estilos y miradas, quienes develaron sus modos de trabajo, pasiones y manías.

“A una obra de arte no hay que explicarla; se explica por si misma, pero hay una búsqueda anterior, un motor que la genera, y creo que lo interesante de este libro es que ofrece un panorama sobre eso que los artistas hablan, de ese motor que genera la obra”, señaló Yuyo Noé durante la presentación.

Luego, el maestro que fue parte de la Nueva Figuración citó algunos fragmentos del libro que llevó especialmente subrayados, para dar un panorama de la obra, como cuando citó a Marta Minujin, quien dijo: “No tengo miedo al ridículo o al papelón. Lo mío es el arte imposible: las Cataratas del Iguazú de Vodka, podría hacer cosas así invento siempre”.

También destacó Noé una declaración del pintor Carlos Gorriarena: “No me planteo tanto, las cosas salen. Yo reacciono siempre contra el poder, pero ahora lo disimulo más. Lo encuentro en un sentido más general, por todos lados: en las cárceles, la moda, el psicoanálisis. Igual, el poder termina absorbiendo todo. El sistema lo transforma en mercancía”.

“El arte intenta dar cuenta de la complejidad de la existencia y trata de sumarle capas de sentido a una tendencia mundial que es la homogeneización. La función de los artistas es entender esa complejidad y entender que hay capas y singularidades, y periodistas como Paula Zacharías hacen accesible ese lenguaje sin quitarle la magia”, dijo por su parte Catalina León, en el auditorio.

(hasta aquí, escribió Mercedes Ezquiaga para Télam)

La sala estaba llena, y con gente de pie. En el público, artistas como Karina El Azem, Zulema Maza, Mariano Cornejo, Hersilia Alvarez y Beatriz Moreiro; la galerista cordobesa Catalina Urtubey, y  Mariana Povarche de Rubbers. De Proa, Adriana Rosenberg, Julio Suya, Virginia Agote (directora del Museo de Bellas Artes Franklin Rawson de San Juan) y Lali Tinte, directora del museo Carlos Alonso de Mendoza.

Los subrayados de Luis Felipe Noé

María Paula Zacharías: “los textos que siguen son ´documentos a caballo entre el periodismo y la historia’”.

Eugenia Rodeyro y Victoria Blanco: “Los libros tienen una esperanza de vida mucho mayor que las páginas de un diario”.

Liliana Porter: “Mejor, no vivir del arte. Si uno piensa que va a vivir del arte, no hay forma de que no modifiques lo que estás haciendo inconscientemente para que se venda más. Si uno puede vivir de dar clases, entonces es libre en su obra. Es muy peligroso tomar el arte como una profesión, en el sentido de hacer productos para vender”.

Josefina Robirosa:  (Recuerda al)…amigo de toda la vida, Clorindo Testa, sentado en el sillón chester donde Josefina está ahora. “Cloro no hablaba una palabra en toda la visita. Yo le decía que nos juntáramos a callarnos.”

Marcos López: “Hay una frase: a la insípida consigna minimalista menos es más, yo le contrapongo más es más. Remarcar, exagerar, subrayar, como un intento desesperado de hablar de lo mismo.” (“Yo pienso lo mismo”, dijo Yuyo).

Adrián Villar Rojas: “En definitiva, como en el teatro o como en el psicoanálisis, yo elaboro el conflicto, opero a partir de una transferencia negativa”.

Marta Minujín: “No tengo miedo al ridículo o al papelón. Lo mío es el arte imposible: las Cataratas del Iguazú de Vodka, podría hacer… cosas así invento siempre”. “Siempre creí mucho en mí: abandoné Bellas Artes, pero no para estudiar en París, sino para hacer mis obras en París. Fui a romper y arrastrar colchones, vivir sin un peso, sin baño ni calefacción”. Acá Yuyo la compara con la Escuela de París, integrada por quien fue su maestro, Horacio Butler, que iba a aprender a París. “La generación nuestra iba a tratar de participar”.

León Ferrari: “Creo que en el arte no se puede establecer límites ni hacer definiciones. Por ejemplo, un límite es la crueldad, se podría decir. Pero resulta que los mayores cuadros de Occidente exaltan la crueldad y la tortura. El Bosco, Miguel Ángel y Giotto pintaban la crueldad apoyándola, como amenaza para castigar a los diferentes. Picasso también pinta la crueldad en el Guernica, pero la diferencia es que la condena”.

Marcia Schavrtz: “…voy a decirles esto a los estudiantes: ¡Sigan pintando y no le den bola a nadie! No tienen apoyo y les sacan el deseo. El entorno los desmoraliza y van dejando”.

Guillermo Kuitca: “El legado puede ser que sea una huella de la que el último en enterarse es uno mismo”

Guillermo Roux: “Y así, cuando estoy dibujando o pintando, también se me puede ocurrir el sonido de una orquesta. Sobre todo con el color. No pienso en un rojo o un verde. Pienso, ¿y si acá sale un trombón? ¡Acá violines! Para los verdes, en general, evoco al perfume del pasto después de la lluvia…”.

Julio Le Parc: “Yo siempre digo en broma que tal vez sea tan anarquista que ni siquiera soy anarquista. o. Ni en mi trabajo personal ni en mis ideas tengo una certidumbre total como para tener una tranquilidad de consciencia: están los compromisos, las contradicciones, lo que uno quiere hacer, lo que uno puede o lo que lo dejan. Uno ve en cada circunstancia cómo funcionar. Si uno aplica un sistema preestablecido por un partido o una ideología en todas las circunstancias, no es probable que encuentre la mejor actitud a tener.”

Claudia Fontes: “…a principios de este año recibí por Facebook un mensaje del compañero de banco de Pablo Míguez en el colegio secundario en Avellaneda al que él iba en el momento de desaparecer. Ahora vive en el Sur, y había visto la escultura por primera vez hacía poco. Era un mensaje muy emotivo: él debe ser una de las primeras personas que sintió su ausencia cuando Pablo no volvió al colegio al día siguiente de su secuestro, y tampoco al otro día ni al otro. Al final del mensaje, me felicitaba por como yo había capturado en la escultura la típica manera de pararse de Pablo. Pues resulta que la pose en la que está la figura de Pablo la tomamos prestada de una foto de Juan Carlos Míguez, su papá, aproximadamente a la misma edad que tenía Pablo cuando desapareció. Gracias a su compañero de banco nos enteramos ahora de que Pablo era recordado de esa manera por sus pares, con esa actitud corporal”.

Rómulo Macció: (Dice Yuyo: “Se negaba siempre a hacer entrevista. Lo conocí mucho y por algo nuestra amistad se interrumpió un poco”). “Dos preguntas, una respuesta corta, un monosílabo y se va. Rómulo Macció siempre da por terminadas sus entrevistas antes de que comiencen. Las fotos son para él otra fuente de impaciencia. Al tercer disparo empieza a preguntar “¿Ya está?”. No aguanta. También hizo mutis por el foro en la inauguración de su muestra en el Centro Cultural Recoleta, que de tan importante decidieron darle dos fechas en el mismo año. No habló en público, esquivó a dos o tres periodistas y cuando pudo escapó…”.

Carlos Páez Vilaró: “El blanco es el motivador de todas mis pinturas. Yo veo el blanco y ahora mismo me gustaría estar pintando. Es inexplicable. Me llama a llenarla de colores”.

Nicola Costantino: “En arte, la gente no está anestesiada”.

Pablo Siquier: “En general, se puede decir que el arte contemporáneo es comentarista de la ciudad. Si la gran obra artística y cultural del hombre, en el siglo XX, fue la gran ciudad, los artistas lo que hacen es comentar diferentes aspectos de esa obra infinita. Siempre me fascinó cómo conviven los estilos: un edificio francés al lado de uno racionalista y de otro que es un engendro. Todas las purezas y las impurezas posibles conviviendo en la misma cuadra. Especialmente en Buenos Aires, que es una ciudad de fachadas: el único lugar que tienen los arquitectos para expresarse es esa bidimensión no volumétrica. Son solo poco más de 8 metros lineales donde el estilo se manifiesta, una fachada tras otra. Esa es la diversidad que recreo”.

Karina El Azem: “Cuando se piensa en un artista plástico, tradicionalmente se nos viene a la cabeza el cuadro al óleo, acrílico o acuarela. Los pintores encuentran en esa materialidad su medio de exp

resión, que se manifiesta en el devenir del trabajo. Yo, en parte supongo que por una cuestión generacional, de formación y de interés, tengo una m

anera de trabajar que se entronca en las corrientes neoconceptuales. Es decir, parto de una idea y el material es funcional a ese concepto que quiero comunicar. De esta manera aparecieron las municiones, con la carga de sentido que conllevan. Me encantaría pintar y siempre me ronda la idea, pero las cosas que se me ocurren van por otro lado”.

Dalila Puzzovio: “Mi deseo es deslumbrar para sobrevivir en el planeta con mitos manufacturados que debemos descubrir y usar”.

Mondongo: “Para nosotros, el mercado del arte argentino no existe. Producimos muy pocas obras, y las exportamos. Pero la cantidad de gente que fue a la muestra es algo que me sorprendió. Nos pone muy contentos”.

Vik Muniz: “Creo que está todo un poco errado y que todo es un poco cierto. En la polaridad ideológica del americano, muy binario, yo siempre fui demócrata. En Brasil no hay blanco o negro, todo es gris. No sé que es mejor. Si ese radicalismo o esta cosa donde todo es negociable. Tudo bem, vamos a conversar, y todo acaba en dinero. L

o cierto es que no existe ideología perfecta. Yo vengo de una familia muy pobre… Cuando todos mis amigos de escuela leían a Marx y querían ser revolucionarios, yo no. Leí dos veces El Capital para comprenderlo, pero para mí Marx es muy talentoso, tanto como Julio Verne… Es un libro de ficción”.

Carlos Gorriarena: “No me planteo tanto, las cosas salen. Yo reacciono siempre contra el poder, pero ahora lo disimulo más. Lo encuentro en un sentido más general, por todos lados: en las cárceles, la moda, el psicoanálisis. Igual, el poder termina absorbiendo todo. El sistema lo transforma en mercancía”.

Presentación en la Feria del Libro

Con Edgardo Giménez, Karina El Azem y Luis Felipe Noé, Sala Alfonsina Storni.

 

Presentación en Mendoza

Museo Carlos Alonso, 6/4/19. Con Daniel Rueda y Laura Valdivieso.

Presentación en Corrientes

Museo Bonpland, 18/5/19, con Matilde Marín y Beatriz Moreiro

ESTADO DEL ARTE. 40 notas sobre artistas, galeristas, coleccionistas, gestores culturales y otros actores del sistema del arte en la Argentina y ENTREVISTA CON EL ARTE. 47 conversaciones con artistas. Los dos son del sello India Ediciones y como somos federales los mandamos sin costo de envío y con precio amigo a todo el país, vía Mercadolibre, aquí. Están disponibles en las tiendas de Fundación Proa, Centro Cultural Haroldo Conti, Malba, Museo Xul Solar, en la galería Quadro y en las librerías especializadas Urquiza y Musaraña.

Un comentario en “Presentaciones de Entrevista con el arte y Estado del arte

  1. Gracias por la invitacion Maria Paula Zacharias .Me interesa , pero no estare en Buenos Aires para esa fecha.Saludos cordiales.                                    Alicia Marano

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s