Marcia Schvartz: “Me despierto llena de ira”

Autorretrato. Un espacio experimental en busca de la entrevista soñada: el invitado se interroga y se fotografía
Mujer de pocas palabras, Marcia Schvartz lo es también con ella misma. Como entrevistadora, la artista tampoco es verborrágica. Puesta a autorretratarse, no es autocomplaciente? y se muestra con mamarrachos en un ojo.
-Eeeeehhhhh… No tengo idea sobre qué preguntarme. La palabra nunca me resultó fácil. Todos en mi familia son literatos, y tal vez por todo eso yo elegí la imagen.-…-¿Cuál es tu mejor momento para trabajar?

Me despierto llena de ira, que para los griegos era una energía muy positiva, cercana a la inspiración. Ahí voy al taller y empiezo a dar vueltas. Antes me acompañaba el mate, pero ahora ya no puedo tomar. El cigarrillo también me abandonó. Así que pinto solita con mi alma.

Marcia Schvartz (1)

-¿Qué es el chamanarte?

Es un rito iniciático para artistas manuales. Lo hacíamos al final de cada curso en la Escuela Superior de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova, donde enseñé muchos años. Pero ahora la convirtieron en un museo y ya no hay clases. Me quedé con las ganas de transmitir mis conocimientos. En fin. El rito era así: desnudos en la Cárcova, los alumnos decían: “¡Miro! ¡Pienso! ¡Siento! ¡Pinto!”, y entonces yo les ungía la frente de colores y nos abrazábamos. Todo esto en el bello parque de la escuela, rodeados de esculturas y de 100 años de historia del arte.

-¿Hay otra actividad que la apasione?

La jardinería, sin ninguna duda. La practicaba desde chica con mi nonna en su casa de Moreno, y ahora me conecta directamente con mi parte campesina. Cultivo flores en la terraza, cactos y todo tipo de plantas suculentas. También tengo un ranchito en el Tigre, con enormes jazmines que planté: rosales, hortensias, camelias… Cada vez que voy, alguna maravillosa flor me está esperando.

-¿Qué te pasó en el ojo?

La obra es así, con el ojo tachado. Lo hizo mi hijo chiquito y quedó así.

-¿Quisieras decir algo más?

Tuve la satisfacción de ganar el Gran Premio de Honor del Salón Nacional de Artes Visuales de Pintura 2013, que hacía 50 años no ganaba ninguna mujer. ¡Vamos chicas que se puede!

-Bueno, fue muy simpática la nota. Me sentí muy relajada. Arrivederci!

Viernes 08 de agosto de 2014 | Publicado en edición impresa de La Nación. Producción: María Paula Zacharías. Link: http://www.lanacion.com.ar/1716611-marcia-schwartz-me-despierto-llena-de-ira

.marciapdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s