Decálogo para un casamiento

Esta publicación reúne mis poemas, que no son otra cosa que odas a la felicidad doméstica y algunos milagros cotidianos: lo que pasa en una casa cuando dos enamorados, tres chicos y un perro se quieren entre sí. A veces siento que es un poco a contramano, esto del amor romántico con libreta… Pero no puedo escribir otra cosa que lo que soy. Versos para no olvidar lo que es abrazar a un bebé, ver a una chinita que crece, cerrar postigos en noches heladas, bailar lentos en pijama, dormir de la mano, viajar en olores o cantar mientras lavo platos. 

El libro es también una obra de cuarentena. Ordenando cajones y libretas viejas se me dio por pulir y seleccionar los versos que escribo desde siempre, pero que nunca habían salido de mi casa (salvo un puñado, incluidos hace años en dos antologías). Algunos habían sido ya trabajados en mis tiempos como alumna de Arturo Carrera, en 2001. En 2020, en encuentros por zoom, con Cecilia Pavón terminamos de darle forma al conjunto. Se dividen en tres capítulos: Así pasan nuestros días (los más actuales), Novios a la distancia (crónicas de un enamoramiento a primera vista) y Decálogo para un casamiento (un grupo de diez poemas epifánicos frente un enlace inminente).

foto: Bárbara Piuma

Decálogo para un casamiento

María Paula Zacharías

Editorial Mansalva

poesía

94 páginas

14 x 21 cm

ISBN 9789878337203

$ 870

Disponible en librerías y acá.

Texto de contratapa por Cecilia Pavón:

¿Qué dulce ensueño se despliega en ese rito ancestral y siempre nuevo de la alianza amorosa? ¿Y cómo son las palabras y los tonos que pronuncian las poetas enamoradas cuando tienen la suerte de caer en un matrimonio feliz? ¿O será al revés, será que todo poema es un conjuro y un rezo para nunca salir del espacio hechizado y transfigurado de la familia y el amor? Tan transfigurado e idílico que se vuelve común, simple y cotidiano. Una sencillez luminosa tras la que parece insinuarse el corazón mismo de todas las fábulas. En Decálogo de un casamiento, María Paula Zacharías nos recuerda que la poesía debería ser siempre un tratado sobre la felicidad.

Entrevista con Hersilia Álvarez:

Reseña de Agustina Larrea en Diario.Ar: https://www.eldiarioar.com/sociedad/mil-lianas/huellas-dolor-revela-foto_129_7346956.html

Nota de Carlos Aletto para Télam: https://www.telam.com.ar/notas/202103/548939-picardo-cohen-y-zacharias-tres-poetas-para-entender-la-poesia-escrita-durante-la-pandemia.html

Entrevista radial con Franco Torchia en AM 1110, en el programa No se puede vivir del amor:

Decálogo para un casamiento, en hermosa charla con Franco Torchia en La Once Diez / Buenos Aires Ciudad: poesía, arte, amor, casamiento, carnaval carioca, fidelidad, semana santa… magia!

La nota de Aletto salió también en Infobae: https://www.infobae.com/cultura/2021/03/30/amor-encierro-y-maravillas-cotidianas-tres-poetas-reflexionan-sobre-los-versos-pandemicos-escritos-en-cuarentena/

En los tiempos de intromisión reflexiva, extrañamiento y de incertidumbre creciente que instaló el coronavirus, la mirada poética permite anclar en sus versos algunos sentimientos que en la vigilia y lo cotidiano se hacen escurridizos, como lo muestran la reciente aparición de Un tiempo sin destino (fragmentos de un discurso en pandemia) de Sara Cohen y Osvaldo Picardo y Decálogo para un casamiento, de María Paula Zacharías, “también una obra de cuarentena”, según dice su autora, quien ordenando cajones y antigua libretas pulió viejos versos que nunca habían salido al mundo exterior.Ambos libros reflejan desde distintos ángulos y vivencias un momento en el que la pandemia, el confinamiento y la muerte ocupan un espacio central en el mundo. “En el primer canto de La Ilíada, Homero ya habla de una terrible epidemia”, dice Picardo. Y agrega: “Y para no ir tan lejos el peruano Watanabe tiene un hermoso poema dedicado a su hermano muerto, donde dice ‘la peste tenía su oficio’”. Para el poeta marplatense la relación que puede existir entre pandemia y poesía sólo podría ser temática, pero no cree que tuviera otra vinculación más sustancial.

Reseña de Marina Mariasch en LatFem:

“En Decálogo para un casamiento, de María Paula Zacharías (Editorial Mansalva) parece que el matrimonio se trata de ser felices con lo que hay. Vivir en la eterna situación de casamiento, como reza el título (sí, rezar una plegaria). El casamiento es la fiesta y la ilusión de lo que vendrá. El matrimonio es lo que sucede después. María Paula sugiere amar una promesa, vivir el milagro de un colibrí, la fortuna de sentir los pasos de lx otrx, de que falte al trabajo, de los grillos por la ventana.”

Dice Verónica Boix:


Es domingo y quiero quedarme a vivir en estos versos. Los poemas de 𝙳𝚎𝚌𝚊́𝚕𝚘𝚐𝚘 𝚙𝚊𝚛𝚊 𝚞𝚗 𝚌𝚊𝚜𝚊𝚖𝚒𝚎𝚗𝚝𝚘 de la poeta argentina María Paula Zacharías encuentran imágenes poderosas por lo simple y significativas, para hablar de las felicidades chiquitas del amor cotidiano. Una mamá que trabaja mientras escucha a sus hijes jugar o bañarse; una pareja que baila improvisado mientras el repulgue de las empanadas espera en la cocina; el bebé que le da de comer a la mamá, cada uno de los gestos proyecta la dimensión maravillosa de la felicidad natural que da el amor de verdad. Suena tan de ptra época, pero Zacharías logra que sea contemporáneo y posible. Una hazaña en la oscuridad de los vínculos de hoy.
Si tenés ganas de un abrazo, un lugar de reparo, una canción de fe en el amor, te recomiendo con mucha fuerza que lo leas. Hace bien al corazón.

Los elegidos de la escritora Luciana Cáncer:

Fotos de Natacha Pisarenko:



Categorías:Libros

Etiquetas:, , , , ,

2 respuestas

  1. gracias M.Paula, yo tb creo en el amor. tengo 36 años de casada, una hija de 30 y el varón de 27 años criados con mucha dedicación y cariño, mi perra que después de 13 años nos dejó en este plano pero que al recordarla se me llena el alma de lo vivido. soy de 1960 pero con la inquietud de 30… el tiempo transcurre en un abrir y cerrar de ojos cuando pisas cierta edad. Apostar a la pareja, tantos años, con sus diferencias pero mirando hacia adentro. fortaleciendo vínculos. los dos críos que ya viven solos, universitarios y con trabajo, qué más pedir…. El verlos felices y trabajando a conciencia, merece estar satisfecha, siempre atenta para ayudarlos y seguir queriéndolos incondicionalmente. Mi obra escultórica através de 40 años creciendo con su apoyo ….de trabajo constante me encantaría que la conozcas insitu cdo puedas estoy en barrio Nuñez..serás mas que bienvenida te sigo en tus charlas x zoom con artistas durante todo este tiempo y disfruto tus libros abrazo de corazón beso norma

    Norma Siguelboim http://www.normasiguelboim.wordpress.com

    Me gusta

    • Norma, qué lindo lo que contas!!! Hay un poema en el libro que empieza así: Llegar a vieja con vos/ en una casita así…. (es la casa de la tapa del libro). Vamos 17 años juntos, pero soñamos con llegar a los 36 igual de felices que ustedes. te abrazo!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: