La estela de nuestro perfume, un blend único

y olores que apasionan sin una explicación razonable: el cuero crudo, el interior de un piano, la tinta en el papel de diario, las hojas de un libro viejo, la madera lustrada con cera Suiza. En delirio sinestésico, más allá del repertorio floral que todos amamos, podría decirse que me rindo ante los olores graves,…