Creatividad por tres

Hace unas semanas, para una producción de moda, Abril fue la vestuarista de Marina, su hermana actriz, y eligió para ella ropa de Clara (Ibarguren, la madre de las dos). Reunidas en el living materno, eligen vestirse todas de Clara, en blanco y negro, incluso la menor, Bruna. Comparten mucho más que una etiqueta: están llenas de energía, buen humor y  creatividad. La madre fundó una marca con su propio nombre hace 25 años. Las hijas empezaron a trabajar ahí. Y, aunque levantaron vuelo propio, de alguna forma volvieron a la empresa familiar. Porque Clara Ibarguren es eso: una mamá, una empresa y un grupo de mujeres que no puede parar de reírse.

ls ibarguren

Hermanas, amigas, madres, tías. Todas en constante chat telefónico cuando el encuentro no es cara a cara, como a ellas les gusta.

Hace dos semanas hicieron una fiesta para celebrar los 100 años de la abuela que ya no está. Invitaron a sus amigos, hubo música, rica comida, alegría. Una fiesta para recordar a esa mujer que las inspiró en la moda o, mejor, en el arte de arropar. Porque esa abuela tejía para todas equipos completos de pantalón, saco y tapado, con terminaciones perfectas… y hacía réplicas con el mismo amor para las muñecas Barbie de cada una.

El afecto también está en el origen de la empresa familiar. “Empezamos esto como un proyecto junto con mi marido Henry, y yo siempre digo que es una historia de amor. La marca es como un hijo que tuvimos”, dice Clara. Tuvieron más: cuando se conocieron Clara ya tenía dos hijas, Henry tenía otra, y juntos tuvieron a Ian. “Empezamos en el garaje de la quinta de Don Torcuato donde vivíamos. Yo diseñaba y él vendía. Ahí cortábamos las telas en una mesa de ping pong. Fuimos creciendo muy de a poco”, dice Clara. Hoy tienen 70 empleados, 8 locales y clientes mayoristas por todo el país. Y son abuelos.

“Tengo una visión muy comercial, pienso en ropa que se pueda usar, a la moda pero sin exagerar”, piensa. La elijen mujeres de todas las generaciones. “Me gusta mucho lo que hago. Querer lo que hacés es un secreto del éxito”, dice. Mantenerse vigente tiene que ver con eso y con un romanticismo de base. “Nuestro lema con Henry es un poema de Mario Benedetti: te quiero porque sos mi amor, mi cómplice y todo, y en la calle codo a codo somos mucho más que dos”. Clara se emociona. De la risa al llanto hay muy corta distancia.

“Me siento identificada con lo workaholic que es mamá. Me encanta trabajar. No termino de darme cuenta si es algo bueno o algo malo”, dice Abril Bellati, con Bruna en brazos, reeditando esa culpa de toda mamá que trabaja.

Es licenciada en Administración de Empresas y durante años se ocupó del marketing de Clara Ibarguren. Dejó el trabajo de oficina para ser productora de moda y  vestuarista de cine y publicidad. Por el vestuario de Cornelia frente al espejo está nominada a los premios Cóndor. Volvió hace cuatro años a la marca para diseñar una línea exclusiva junto a la actriz Julieta Cardinali, Clara por Julieta Cardinali. “Encontré la forma de estar en la empresa sin tener que cumplir un horario”, explica. Clara no tiene descendencia al frente de la empresa, pero se la nota lejísimos de querer ser abuela jubilada.

Marina Bellati empezó estudiando Filosofía y Letras, pero desde siempre hizo teatro, canto, baile… Hoy compone a la hilarante hermana del personaje de Adrián Suar en Solamente vos y hace teatro serio, en el Cultural San Martín, con Distancia. “Yo soy un cover de mi mamá, porque somos muy parecidas. Mi mamá es muy graciosa, me hace reír muchísimo, ve la vida con mucho humor”, dice. Cuando estudiaba Letras atendía un local, pero cuando empezó a trabajar de actriz, pasó a sótano: “Era un trabajo con horario más flexible. Recibía mercadería y la distribuía a los locales. Me divertía mucho”. Ahora su rol en la empresa es ser celebridad: alcanza con que use la ropa. “Me la pongo en notas y la propuse para mi personaje en teatro. Tenemos tres estilos diferentes pero todas usamos Clara”, asegura.

Antes, de chicas, usaban la ropa para disfrazarse. “La primera vez que usé un vestido de mamá fue uno de terciopelo rojo, para una fiesta de quince”, dice Abril. “Para mi primera nominación al Martín Fierro mamá me diseñó el vestido y fue hermoso”, recuerda Marina. “Es muy buena diseñando, pero no te cose un botón”, se ríen. “¡Mi abuela Dorita tejía unos equipos! Me acuerdo uno rojo con ribetes dorados,  Chanel total…”, dice Marina. “Mamá nos vestía a todos, siempre con lana… Recuerdo con mucho amor eso de llevar algo hecho con las manos de mamá… Bueno, a ellas no les pasó”, dice Clara. “¡No, pero llevábamos tu nombre en el bolsillo del jean!”, le responden. Otra vez, no pueden parar de reír… y emocionarse.

 

Primeros Pasos

A los 18 años, como un juego, Ibarguren estampó remeras con una amiga y las vendió. No existía entonces la carrera de Diseño. “Viajaba, iba al cine, veía revistas… Toda la vida me fijé en la ropa, la estética, la tendencia”, recuerda. Una vez hizo un vestido con flecos, un solo modelo, y los vendió todos en tiendas de Galería del Este y Avenida Alvear. “¡Fue un hit! Me llamaban para ver la colección de invierno y yo me preguntaba ¿qué colección? Yo lo había hecho para pagar unas buenísimas vacaciones, y nada más”, recuerda. “Llamé a una amiga que vivía en el campo, a ver si conocía tejedoras. Había, pero sólo podían hacer rayas. Entonces, diseñé un vestido corto a rayas, de angora con lúrex… y fue un hitazo otra vez”, recuerda.  Henry insistió, y entonces sí, gestaron la marca en el garaje.

 

Mamá orgullosa

Todos los hijos tuvieron su primer trabajo en la empresa familiar. Al principio atendieron locales o proveedores. “Les di libertad para elegir su propio camino. Ninguno siguió carreras clásicas”, se enorgullece Clara. El menor, Ian, con 21 años es chef y vive en San Pablo.

 

María Paula Zacharías

 

Fotos: Erika Rojas (http://erikarojasphotography.com)

Maquillaje y peinados: Monique Pouyssegur

Ropa: Clara Ibarguren

Zapatos de Marina: Justa Osadía.

 

La Nación Revista, 20-10-13

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s