Maison Rochas

El desembarco de Rochas, bien francés

Argentina es the place to be , dice Stéphane Lemonnier, jefe de licencias de Rochas, la casa francesa de prêt-à-porter que acaba de inaugurar su primer local en la Argentina. “Como fue Tokio hace cuatro o cinco años, o San Pablo hace dos, ahora la moda en Europa es viajar a la Argentina”, asegura.
Por eso Rochas instaló en la avenida Alvear la primera boutique exclusiva de América latina, pese a que la marca está muy difundida en América Central a través de tiendas multimarca. Así, la empresa comienza un ambicioso plan que se propone tener 20 locales exclusivos en shoppings de todo el país hacia 2012, pensando en la afluencia de turismo extranjero y también en el mercado local con buen poder adquisitivo. A la primera inauguración no faltó nadie: Fito Páez, Iván de Pineda, Cristiano Ratazzi, Mariana Arias y Arturo Puig, entre otros.

La iniciativa empezó hace dos años. La colección de la temporada anterior estaba lista para desembarcar en el país, pero se quedó en Francia porque no había aparecido aún el local ideal. Tras seis meses de búsqueda, encontraron uno libre justo donde querían: avenida Alvear 1551. Sus 300 m2 se acondicionaron para mostrar primero la colección masculina, compuesta por las líneas week-end (informal para el fin de semana), city (ropa urbana y de oficina) y evening (de gala, para la noche). Luego se irá sumando la colección femenina, que es la que dio origen a la marca, y la blanquería.

“Se cree que Marcel Rochas, que abrió la primera maison de couture en 1925, era rioplatense argentino o uruguayo. Vivió toda su vida en Francia, pero su ropa siempre tuvo una impronta latina, una seducción especial”, desliza Carolina Lepelley, encargada de las licencias de la línea masculina. La apuesta de la marca en el país es muy fuerte, con una cuantiosa inversión por parte de su partner local, de entre 300.000 y 400.000 dólares para el primer local.

“La Argentina representa la Europa de América latina, por su población, buen gusto, cultura y moda. Es un país estratégico para el desarrollo de marcas de lujo europeas. Hoy es un destino obligado para los franceses de clase alta, que incluso compran tierras acá”, explica Lepelley. La socia local es Profit Labels SA, que obtuvo la licencia de Procter & Gamble, dueña de la marca desde 2003, que busca reposicionarla en el mundo. Para abrir la nueva tienda viajaron Lemonnier, Lepelley y el joven diseñador François Dunet, creador de la colección para hombres y supervisor del equipo de diseñadores argentinos que adapta talles, cortes y medidas al cuerpo masculino local. Dunet da algunas pistas del estilo Rochas.

-¿Cómo es el hombre Rochas?

-Masculino, deportivo, elegante, refinado Impecable a toda hora. La ropa de Rochas es atemporal y muy sofisticada. Es una actitud, una manera de llevar las prendas. Se identifica con el Sean Connery de los años 60 y Rupert Everett, actor de Hollywood.

-¿Adhieren a la tendencia de figuras andróginas?

-Nosotros creamos tendencias, no seguimos ninguna. Sí podría verse como metrosexual, pero no andrógino. Una silueta inglesa, con géneros lujosos de Italia, en talles reales, no imposibles.

-¿Cuál es la inspiración de la temporada?

-Es un estudio de la historia de la casa, en el que se busca el mejor código del vestir de Rochas. Una reedición de los clásicos.

-¿Cuáles son los colores?

-Gris, azul y toques de colorado frío.

-¿Para qué otras casas diseñó?

– Yves Saint Laurent, Valentino, Daniel Hechter

-¿Qué tienen en común las marcas parisienses?

-Una manera de trabajar por etapas, un proceso creativo con mucho de artesanal algo que se mantiene desde las épocas de Coco Chanel.

-¿Qué adaptaciones necesitan las prendas para el hombre argentino?

-Hacemos un estudio para la adaptación de los cortes. Por lo general la figura es más corta y el tórax más ancho que el de los franceses. En Japón encontramos que son mucho más flacos, y en Portugal, que tienen los brazos más cortos.

-¿Qué pudo observar del estilo de los hombres argentinos?

-Acá el hombre es más clásico que el europeo. Es chic, pero no cambia mucho, se mantiene siempre en los mismos márgenes.

DE VARÓN

Week-End: chaquetas decontractée, parcas con orientación militar, pantalones con líneas depuradas y molde slim-fit. Los suéteres admiten cuello redondo, en V y cardigans.

City: abrigos derechos brit-style, ambos, y sacos de dos y tres botones, en cashmere y lanas, con todos los diseños: espiga, príncipe de Gales, pied-de-poule, tizados, lisos. Se usan con camisas de vestir y casual italianas, y otras de fabricación nacional con tela italiana, en moldes clásicos y adherentes. Tienen puños clásicos y dobles para gemelos.

Evening: smockings lisos y jacquard, fracks, robes de gala, chalecos de seda jacquard, camisas de gala con pechera y puños dobles, moños y fajas de raso de seda natural. Entran en juego el terciopelo y la seda. .

Por María Paula Zacharías

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s