La reina y Máxima dieron lecciones sobre moda real

En su paso por Buenos Aires

Elegantes, nunca olvidaron el protocolo

Atentas al protocolo, elegantes, clásicas, sobrias. Con predilección por la sastrería de corte femenino, en alianza perfecta con zapatos, sombreros y cartera. La reina Beatriz de Holanda y la princesa Máxima Zorreguieta pasaron por Buenos Aires con estilo cuidado y coherente: el real.

No hicieron las valijas al azar. La reina Beatriz nació con sangre azul, se crió para reina y desde que tiene memoria sus apariciones públicas merecen fotos para la prensa. Por eso sabe qué usar, cómo y cuándo. Y no se sale de la regla. Pollera, sombrero y guantes forman parte de su equipo básico, según indica el protocolo.

Máxima admite matices, reminiscencias de su origen plebeyo y su espíritu joven. Con un estilo entre Chanel y Valentino, opta por los trajes de telas tramadas y con peso propio, en colores neutros, aunque sabe bien cuándo cambiar los dos piezas por un jean. “Es ubicada siempre. Se viste de acuerdo a la ocasión, pero se anima con los diseños y los colores”, señala Graciela Naum, que la cuenta entre sus clientas desde hace doce años. “Considero que es discreta. Tiene un tipo sumamente definido. Muy elegante. Nos representa fantásticamente bien”, agrega la diseñadora Estela Lafuente, de Opaloca.

No en vano desató en el pueblo holandés una “maximanía” y marca tendencia entre las jóvenes. Y no por nada lideró el ranking de la revista española Hola! de las herederas de las casas reales europeas, en los rubros “más elegante” y la “de más estilo”.

Si hay algo con lo que le gusta jugar a Máxima es con los accesorios. Con maxigafas en Aeroparque, se la vio con otras de estilo aviador al bajar en El Calafate, siempre de primeras marcas y en combinación perfecta con el atuendo. El maquillaje, siempre justo. Máxima le tomó el gusto a esa costumbre real de cambiar sombreros. Algunos le objetan lo desmedido de las alas. “La reina estuvo muy bien, adecuada para la mañana, pero el sombrero de Máxima era muy grande, le tapaba media cara”, apuntó el diseñador Horacio de la Cruz. “De todas formas, siempre están correctas, nunca over-dressed”, añadió.

Sonrisas y alhajas nunca faltan. Brillantes, perlas barrocas, piedras preciosas. Las joyas de la corona holandesa no admiten dudas sobre su autenticidad y exquisitez.

Para visitar la Patagonia la princesa adopta el estilo de la más típica de las argentinas. En El Calafate se la vio de jeans, zapatillas de cuero y un poncho envolvente tejido color natural y recogió su pelo en una informal colita. El sombrero no podía faltar: Máxima se puso una boina príncipe de Gales, bien british. Su marido, el príncipe Guillermo Alejandro, que parece condenado al traje oscuro, la acompañó en jeans y campera engrasada. Y Beatriz demostró ser, además de monarca, una señora muy práctica: optó por un polar verde loden y por única vez se la vio en pantalón. Su aliado: el spray. Aun frente al glaciar Perito Moreno su melena dorada permaneció en su lugar.

Para las visitas oficiales, el tailleur indiscutido. Máxima usó uno rosado en Casa Rosada (¿redundancia accidental?), blanco y negro en el Congreso, y otro color champagne en el Palacio de Justicia. Por Tres Arroyos se paseó en pantalón ancho y chaqueta corta, con doble abotonadura. La reina se animó con los estampados florales. En la Casa Rosada, traje chocolate con flores rosas, y en Tres Arroyos usó un colorido estampado en flores celestes, moradas y blancas, con abundancia de volados. Máxima visitó el Malba con un vestido en brocato camel sin mangas, a la rodilla, cortado a la cintura con una faja con moño y falda tableada. Al final del recorrido se abrigó con un chal color manteca. Y no se sacó su sombrero de rafia. La reina siguió apostando a las flores. Vistió un conjunto de camisola y pollera de seda estampada en color púrpura.

Para las cenas, Máxima potencia sus alhajas, se saca el sombrero y opta por peinados recogidos, como mandan las buenas costumbres reales. Para el Palacio San Martín, vestido negro con pailletes Su suegra combinó el negro con una chaqueta colorida. Para el Teatro Colón, lila morado, drapeado en el escote y con hombros descubiertos para Máxima y morado de encaje para Beatriz. Allí, Cristina Fernández lució más elegante que en Cancillería, con un vestido verde seco strapless. En la comida de la noche anterior había optado por una falda corola quizás algo extravagante. Karina Rabolini, siempre refinada, lució vestidos más sobrios y sentadores.

“La reina se viste como toda la realeza, de acuerdo a su generación. Tiene su modisto personal que hace lo que el protocolo y ella mandan. No usa ropa de marca ni diseñadores”, indica el diseñador Laurencio Adot. Con la princesa es entusiasta: “Máxima elige y se deja aconsejar. Le gustan los diseñadores y marca tendencia, como otras princesas jóvenes. Usa buenos accesorios y ropa que no se identifican fácilmente de qué marcas son. No necesita marcas porque sabe quién es. Tiene esa mezcla de argentino y europeo? Clásica, joven, dinámica, ecléctica. Me gusta mucho. Juega con los accesorios, los colores y las texturas. Tiene humor. Conoce su figura y se pone lo que sabe que le queda bien”.

Máxima tiene predilección por el diseñador local Benito Fernández. “Sería bueno que usara más diseñadores argentinos. Sería una excelente embajadora”, recomienda Adot, que estaría encantado de vestir a la princesa.

Ante las cámaras, la Reina puso algunas condiciones: mejor si en las fotos se la ve sentada y sin flash, para no dañarle la vista. Para Máxima, sólo sonrisas. .

Por María Paula Zacharías De la Redacción de LA NACION

http://www.lanacion.com.ar/794191-la-reina-y-maxima-dieron-lecciones-sobre-moda-real
lanacion.com|

Lunes 03 de abril de 2006 | Publicado en edición impresa

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s