Reciclado de ropa

Con materiales ortodoxos o inéditos
La imaginación al ropero

En tiempos difíciles, el reciclado de prendas es un recurso práctico y creativo

Nada se tira, todo se recicla. Desde el sacón de la abuela más demodé hasta botellas de gaseosas, bolsas de polietileno y cierres rotos pueden tener nueva vida en los cursos especializados que se dictan en diferentes modalidades, pero con la misma consigna: el reciclado.

A nadie extrañará, entonces, que se derritan plásticos para retexturizar jeans, que las chapitas de botellas se transformen en grifas y aplicaciones, o que con una soldadora, los envases de gaseosas se conviertan en piedritas. En esta línea, cercana al bricolage, no se descartan los sachets de leche, que pueden resucitar como volados en una cartera.

¿La idea? Adaptar talles o jugar con el rediseño: sacar mangas o agregar una tercera, usar una cintura como bretel, transmutar un pantalón en pollera dejando el lugar del cierre como tajo, o destejer un suéter de entre casa e incorporarlo como desflecado.

También hay variantes más convencionales o prácticas: “El traje de una tía se puede aggiornar con cintas que regulan y ajustan, sin necesidad de recurrir a la tijera, -comenta Miriam Núñez, profesora del curso que dicta la Escuela Argentina de la Moda-. Al jeans se le pueden sacar hebras y darle nuevos aires o, con un poco más de trabajo, darle vuelta las costuras y desflecarlas. También se puede teñir, desteñir, gastar y plastificar, si aún no se logró refrescarle la cara”, agrega.

Además de crear texturas, Carolina Espíndola enseña, en Espacio Buenos Aires, a modificar las prendas con plisados, sumar accesorios e incorporar tules, mostacillas, canutillos, lentejuelas y varias formas de teñidos. Ahí revela los secretos del estampado experimental con químicos y pinturas para sublimación. “Pero no hay que recargar demasiado. Tiene que haber sólo un punto de atención”, advierte. También brinda un sano consejo: no perder tiempo con intrincados achiques de sastrería si la tela no vale la pena.

“El objetivo es sencillo: aprovechar prendas que se guardan eternamente porque tienen algo que gusta, y darles un toque para que vuelvan a la tendencia actual”, comenta Andrea Suárez, de Laboratorio de Diseño.

Práctica rentable

Para Gretel Morua, una aplicación rentable de esta práctica entre económica y ecológica “es el reciclado para venta en ferias americanas, que con un aporte de diseño, injertos o simples accesorios de moda cobra nuevos bríos”. Las mismas técnicas se pueden aplicar sobre prendas básicas de primera mano, para darles un toque especial.

Adhiere Alejandro Ogando, de la escuela de Carolina Aubele, que aconseja jugarse con cambios que otorguen más personalidad a la ropa. “Hay que perder el miedo al qué dirán y ponerse lo que uno quiere”, enfatiza, e invita a sus cursos a aquellos que tengan ganas de divertirse, haciendo análisis de tendencias y elaborando briefs que guíen el reciclado hacia el gusto personal.

“Se puede usar plumas, perlas o hacer patchwork pintado. Quedan muy bien las sedas plisadas retocadas con acuarela (se logra el efecto arrugado) y el armado de telas con entredós y vainillas en diferentes posiciones. También se pueden forrar botones antiguos con rafia, flores o aplicaciones originales”, enumera Perla Castrofini, coordinadora de los talleres del Centro Visual de Buenos Aires.

Pero hay mucho más si es que se trabaja directamente sobre las texturas: “El reciclado de telas hoy es una necesidad, tanto por la reducida oferta de géneros que ofrece el mercado como consecuencia de la limitada exportación como por la poca producción nacional. Hay que resignificar el soporte para no limitar la creatividad”, opina Mara Ferino, de Archimoda, a cargo de un curso especializado.

A las prendas, en resumidas cuentas, se les puede hacer tres cosas: “Transformarlas, sumarlas o cambiarles el concepto”, asegura Vicky Salías, docente del Rojas, que matiza las técnicas de sus cursos de reciclado con nociones de historia del traje, para encarar con buen criterio la mezcla de estilos que es inevitable en este rescate del desuso.

María Paula Zacharías

Informes: Escuela Argentina de la Moda (4813-8120); Espacio Buenos Aires (4311-8483); Laboratorio de Diseño (4784-0320); Centro Cultural Rojas (4953-3556/ 4954-8352); Gretel Morua (4307-5288); Escuela de Diseño de Carolina Aubele (4833-6883); Centro Visual de Buenos Aires (4824-8361/4633); Archimoda (4902-0445).

Cuáles, cuándo, cuánto

En todos los cursos de reciclado se busca concretar ocurrencias y aprovechar lo que se tiene en casa, pero cada uno tiene su particularidad. Aquí, sus detalles.

  • Espacio Buenos Aires dicta cursos de reciclado de ropa cada tres meses. La idea es aprender a distinguir qué técnica es mejor para cada prenda y saber combinarlas. Se alternan clases teóricas y prácticas, con frecuencia semanal (90 pesos por mes).
  • Laboratorio de Diseño cambió de sede (ahora funciona en Aguilar 2416), e incorporó esta variante en sus cursos, a pedido del público. Plantea ver lo usado como plataforma para crear, con transformaciones radicales. Está abierta la inscripción para las clases, de tres horas semanales (100 pesos por mes).
  • Diseño de indumentaria a través del reciclado se dicta en el Centro Rojas. Las clases son apoyadas con imágenes, ejemplos materiales y conceptos teóricos e históricos. Cada alumno desarrolla trabajos que se evalúan en clase, de 3 a 20, según el ritmo de cada uno. En cuatro meses, 35 mensuales; 10 de matrícula.
  • La Escuela de Diseño de Carolina Aubele tienta con un curso bimestral de reciclado. Comienza el próximo jueves (dos clases por semana, 80 pesos por mes). El énfasis está puesto en la creación, que se explora en cartones de inspiración o collages.
  • En el Centro Visual de Buenos Aires, el 19 del actual comenzará un curso dividido en tres áreas (moldería, reciclaje, texturas). Dura 7 meses, 90 pesos por mes.
  • Para la misma fecha, Archimoda inicia el taller de reciclado textil, que consta de ocho encuentros (100 pesos). Con la funcionalidad como premisa, esta opción apunta a elaborar texturas con diferentes materiales para desarrollar una colección textil o un diseño unitario.

     

    Link corto: http://www.lanacion.com.ar/501252

Publicada por Moda&Belleza, 5 de Junio de 2003.

Anuncios

2 comentarios en “Reciclado de ropa

  1. Hola Maria Paula, te escribo por que vi que dictabas un curso de reciclaje de ropa, lo seguis dando? Si es asi, me podrias enviar info acerca de horarios, lugar y costo?
    En el caso de que no lo hicieras, estas dictando algun otro curso? Agradezco tu respuesta, saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s